11 octubre, 2007

Oiga señor!!

La primera vez que oyes que un chaval te dice esas fatídicas palabras ("oiga señor") se te cae el mundo. Poco a poco te vas dando cuenta que ya no eras el chavalín que creías ser, y que los años no pasan en balde...
Un punto clave es el día que, a pesar de poderte quedar toda la noche, decides marcharte a casa porque, sencillamente, no te lo estás pasando bien o estás muy cansado. Otro día clave es cuando, aún sabiendo que te proponen un plan divertido, prefieres quedarte en casa tranquilito.
Hay puntos intermedios como: no mezclar alcohol, no beber tanto, no beber "porque sí", invitar a la gente a tu casa en vez de salir, etc., que pueden darse en cualquier momento o etapa.
Aunque en otros aspectos de tu vida también lo vas notando: pareja, vivienda, trabajo, etc... parece ser en el tema del gambiteo donde más se nota.
Publicar un comentario

Impunidad

Soy consciente de que no todos son corruptos, pero también soy conscientes de que permiten la corrupción por omisión. Por no hacer nada. Pue...