19 julio, 2011

Muñecos de feria

Educación suprime las horas de tutoría en la secundaria
Leo esta noticia y me indigno. No es para menos.
Quitar esas horas de convivencia, comprensión e incluso confrontación de ideas y pareceres entre profesor, alumnos y familias me parece reducir el instituto a un mera "aparca-adolescentes". Lo importante es que no estén en las calles para ellos.
El apoyo, la comunicación entre las partes, la resolución de dudas o conflictos... todo eso es necesario para que la educación fluya. No hace falta ser muy inteligente para darse cuenta.
Pero ahora, esa señora que se dedica a promocionar el deporte entre los jóvenes, y me temo que más por traer las olimpiadas y el supuesto beneficio económico que ello va a traer (los gastos que genera parecen no contar), que por el beneficio que les va a traer, y que por otra parte reduce los presupuestos de actividades culturales, información, etc... no nos dice que no sean importantes esas horas de tutoría (nadie se atrevería a hacerlo), nos dice que, si las queremos hacer, que las hagamos en horas lectivas de matemáticas, lengua o inglés... las típicas que no sirven para nada (nótese la ironía). Nada de hacerlo por la tarde (que es cuando los tutores normalmente libran de sus trabajos), ni siquiera en otras asignaturas... en esas 3.
Parece de verdad como una broma de mal gusto.
Me pregunto si esa señora dentro de poco pondrá autobuses gratuitos para asistir como público a los programas casposos de Tele5. "Así os entretenéis".
Reduciendo la educación (al menos la pública), privatizando servicios públicos... que bien vamos.
Parece como que nos quieran ignorantes, sin estudios, abotargaditos viendo la televisión cuando salgamos de nuestros curros sin derechos (cada vez menos), soñando como ser los nuevos "héroes" de la televisión. Gente que, sin estudios, ni formación y algunos sin educación, han llegado a ser famosos y a cobrar esos sueldos desorbitados que duplican (o mucho más) el sueldo de cualquier persona con un trabajo normal (ingenieros incluidos). Belén Esteban es un claro ejemplo, pero no el único. Y quieren que ese sea tu sueño, ser su muñeco de feria, su marioneta que les entretenga a ellos y al resto, y mientras tanto ellos puedan hacer y deshacer a sus anchas... y que eso se perpetúe con sus generaciones respectivas, esos hijos y nietos que irán a escuelas, institutos y universidades privadas donde, por un precio nada asequible, no les reducirán ninguna hora de atención y se encargarán de enchufarles en los mejores sitios. Tú, mientras tanto, no molestes.

12 julio, 2011

El porqué de mi optimismo actual

Nunca he sabido mucho de nada. La mayoría de mis amigos y familiares siempre saben de la mayoría de los temas mucho más que yo. Relaciones, historia, música, cine, cómics, informática e incluso redes sociales (entre muchas otras cosas). Es inevitable, siempre va a haber alguien mejor que tú. Evidentemente no sólo estoy aquí para ponerme verde cuando tengo una buena racha como ésta. Tengo otras virtudes, y una de ellas, es que sé menos que ellos/as de la mayoría de temas, pero conozco muchas cosas de muchos temas... quizá sea la edad, quizá el cúmulo de experiencias o quizá otra virtud que adquirí al leer "Momo", la de aprender a escuchar, o una habilidad no sé si innata pero que sí recuerdo tener desde temprana edad: la empatía. Saberse poner en el lado de tu interlocutor y descubrir que hay otra realidad diferente a la tuya, otra forma de ver y enfocar las cosas.
Evidentemente, soy humano y juzgo (y también tengo el defecto de prejuzgar en ocasiones), pero después de escuchar a otra persona, intento ponerme en su lado, luego en el mío y luego intento ser neutral, y a partir de ahí es cuando hablo. Entendiendo hablar no como parlar, que lo puedo hacer de una atacada sin pensar en lo que decir o soltando chorradas todo el rato, sino hablar con sentido. Puedo no tener razón (¿quién la tiene al fin y al cabo?) pero cuando hablo lo hago desde mi más profundo convencimiento y con la intención de hacer algo bueno (para la persona que escucha, y si puedo, para mí también).
Hay gente mayor que me parece que no piensa jamás y gente muy joven que me ha dado lecciones de la vida (tres de mi pueblo, últimamente). No depende de la edad, sino de hacerte ver y pensar las cosas desde otro punto de vista que hasta ahora no te habían ofrecido. Sí, también hay gente cercana a mi edad y mucho más mayor que me han ayudado a eso, que nadie me malinterprete, no me rodeo de idiotas (aunque cuando me salgo de "mi círculo" sí que parezco un imán para ellos); hay gente más lista, gente más sentimental... cada uno/a tiene su puntillo y todos/as me aportan algo. Porque espero no equivocarme con esta afirmación, pero creo que he aprendido a desprenderme sutilmente de la gente que no me aporta nada. Hay gente que no aprende jamás y acaba rodeada de gente que no le aprecia, entiende o que no le trata bien. Lo siento por ellos por no haber aprendido o no haber querido salir de relaciones perjudiciales.
Siempre me voy por las ramas... y eso que yo venía a hablar de mi libro, bueno más bien de la buena racha, pero cuando sale un tema y considero necesario explicarlo o revisarlo, pues ahí que me lanzo.
Hay gente que me ha enseñado cosas de mí mismo que no sabía y gente que no sabe expresar los sentimientos como a mí me gustaría que te demuestra cosas importantes con pequeños gestos (dos pequeños besos en la mejilla, un abrazo, una invitación inesperada y cien mil pequeños gestos) que te demuestran que tú eres importante para ellos/as. Hay gente que se queja más de lo que debe y te enseña a quejarte menos de lo que lo haces, gente que te abres sus puertas (literal y figuradamente) y gente a la que entiendes a la primera (y no sabes explicar por qué). Hay gente con la que no tienes nada en común y sin embargo te complementa, y hay gente con la que tienes cosas en común en la que te ves reflejado y te gusta lo que ves. Hay gente que te hace compañía cuando lo necesitas y el resto de la gente está ocupada. Hay gente que te ayuda a ser más valiente, gente que te ayuda a querer más y mejor a las personas que merecen la pena, gente que te ayuda a pensarte las cosas  y gente que te ayuda a ser un poco más estúpido e impulsivo y disfrutar más de los momentos tontos y divertidos que tiene la vida. Creo (al menos tengo esa esperanza) de haber sido para ellos/as algo de eso en sus vidas. Supongo que por eso me conservan en cierta manera en sus vidas (o en su corazón), aunque sea en la distancia (que a veces no es más que por falta de contacto).
Supongo que mi buena racha tiene que ver con todo esto último de lo que he hablado y desde la esperanza de que exista cierto tipo de karma.
...
Recientemente me están pasando cosas buenas: el divorcio de mis padres, la recuperación de mi hermana, tener a mi sobrino cerca. Esas han sido cosas muy buenas. Mi relación con mis amigos/as y las cosas buenas que me hacen pasar (y sentir) están siendo también muy buenas. Y sí, paso por bajones y me pasan cosas malas también, que nadie se lleve a engaños, pero creo que las buenas compensan las malas.
Siento un cariño tan grande hacia esas personas que me hacen ver la vida con mayor optimismo. ¿Por qué no las nombro? Porque me conozco y sé que se me escaparía algún nombre y pensarían que no están incluidos/as... pero espero que lo sepan. Intento decírselo cuando puedo o me acuerdo.
¿El amor? (y con este no me refiero al de la familia o la amistad), lo tengo un poco aparcado. Es fácil cuando no te sientes correspondido. Quizá eso en otro momento supondría una enorme decepción, pero no ahora. Sé que tengo otras cosas que puedo dar y recibir por la gente que me rodea que me gustan tanto como eso.
También me conozco y siempre me pillo por quien no debo, así que, por ahora casi mejor.
...
Supongo que me ha salido un texto algo pedante y ñoño, pero necesitaba contarlo. Expresarlo de esta manera. Si alguien lo lee, espero que no se haya aburrido. Y si alguien se ha perdido o tiene alguna duda, que pregunte. Yo siempre contesto (lo que no significa que mi respuesta le vaya a gustar) y el 99% de las veces con sinceridad; porque decir "prefiero no contestar a eso" también es sincero, jeje.

07 julio, 2011

La revolución del supermercado (Comparaciones odiosas v.2)

El gilipollas de la semana
A veces me molesta bastante este tipo de comentarios, no porque la Esteban suponga algo que detesto como ente público (como persona no la conozco y no puedo opinar), sino porque eso es lo que quieren... una revolución pacífica, que solo consista en 100 o 10.000.000 de personas gritando, expresando todas las verdades que tengan que decir. Pero hasta ahí, no hagáis más.
Es como si te sale un hijo protestón de esos que gritan hasta en los pasillos del supermercado, al principio le haces caso (tenga razón o no) porque está dando la nota... pero al final te acostumbras y hasta que no rompe algo en la sección de cosméticos no le echas la bronca, o peor aún, haces como esas madres que dicen "Antoñito, estaaateee quieeetoooo" y siguen con su vida de adultos en las que el niño no pinta nada, y no es hasta que el niño le pega una patada a ella hasta que no se cabrea de verdad.
Y mi pregunta hacia el 15-M es ¿Hemos pegado esa patada o seguimos siendo el niño chillón del pasillo? Yo creo que en la segunda... NO a la revolución en el pasillo de los yogures.
Por eso no me extraña que nos comparen con un personaje tan zafio como la Esteban (la que vemos en la tele ineludiblemente), lo que me molesta es que se quieran quedar con esa revolución gritona pero en los términos que ellos pueden controlar para que no molestemos mientras ellos pasean con sus carros de la compra atendiendo a lo suyo y nosotros sólo somos un incordio al que se han acostumbrado.

La policía montada del Canadá

La policía montada del Canadá montada con falda en un yak https://youtu.be/0RTZB_pzNhk