30 mayo, 2012

Conversaciones nocturnas

Es increíble lo que pueden derivar las conversaciones de una noche y pasar de hablar de la gala de GH, a tratar a Chomsky, de George Orwell, hablar de apretones en el momento más inoportuno, para terminar viendo videos de gente friki (y esta vez no he usado el término a la ligera) e inventándonos un personaje ficticio: "Manolito, el del Theremin".
De esa amalgama me apetece rescatar la gala de GH (no, no huyáis todavía) y de cómo utilizan los medios para seguir manipunándolos.
Insatisfechos como estábamos del resultado de esta edición, nos pusimos a criticarlo y de una cosa a otra, acabé concluyendo que no deja de ser una herramienta para que aceptemos el actual sistema de votación, en el que los malos se van cargando a los más débiles hasta que quedan unos pocos candidatos a los que la gente vota. Y cuando uno/a gana has de aceptarlo. Da igual que te parezca que el personaje es un cabrón o una bruja. Has de aceptarlo porque es lo que ha votado la mayoría.
"No te puedes quejar, es lo que ha votado la mayoría", no paras de oír tanto ahí como tras las elecciones.
Pues oiga, sí, sí me puedo quejar... me puede parecer mal y quejarme incluso si yo he votado a ese candidato (que no es el caso). ¿Que tipo de sistema democrático es este si no te puedes quejar y sólo puedes expresar tu voz mediante un voto? ¿A qué tipo de control férreo nos estamos aguantando?
Por otra parte, se empeñan en presentarnos, la mayoría de las veces, personas con bajo nivel escolar, o más tonto que un haba o uno sin habilidades sociales (por no decir un capullo o un marginado) o que destaque por ser extremadamente peculiar (con alguna "diferencia funcional" [antes llamadas minusvalías] o a algún colectivo marginal o diferente al resto). He utilizado el masculino en mis referencias, pero da igual.
El punto 8 del Decálogo de Chomsky nos dice: "Inducir al público a creer que está de moda el hecho de ser estúpido, vulgar, inculto, mal hablado, admirador de gente sin talento alguno. Despreciar lo intelectual, exagerar el valor del culto al cuerpo y el desprecio por el espíritu". Programas como éste, o Hombres, mujeres y viceversa o Sálvame refuerzan esa teoría.
Se hacen curiosas las similitudes entre el programa y las elecciones, y como suelen ganar la mayoría de las ocasiones los personajes más mentirosos, más manipuladores o los lobos con piel de cordero (que parecen muy buenos y en ocasiones lloran mucho, pero que acaban apuñalándote por detrás como el resto).
Si alguien ha visto GH12+1 sabrá que ha ganado Pepe, y como acompañanate, Noemí.
Pepe, que ha sido un manipulador, que iba de franco y sincero, pero que le podía el rencor y utilizando su camarilla intentaba destruir a cuanto candidato ostentase su poder. Me recordaba anoche a Rajoy y como se apartó del camino a "mi querida" Esperancita. Noemí me recordaba a Soraya Saénz de Santamaría, que va de buena al principio, pero luego resulta ser una mentirosa descarada y con algo más que "un puntito de maldad". Capaz de estarte mintiendo a la cara a pesar de conocer la verdad y tratarte como tonto.
En fin, que como no quiero acabar con un tema tan pesado y espeso, os pongo el vídeo del friki con el theremin.

Y llegados a este punto me pregunto: ¿Qué pasaría por la cabeza de este tipo para hacer este vídeo?
"Hola, me llamo Manolito, aunque me gusta que me llamen Spock, voy a hacer un vídeo trucado donde salga la nave enterprise, allí teletransporten a mi theremin y a mí vestido de trekkie, me acerque e interprete el tema de Star Trek, y luego me desvanezca de la misma manera". ¡¡No me jodas!! Jajajaja.
Publicar un comentario

Impunidad

Soy consciente de que no todos son corruptos, pero también soy conscientes de que permiten la corrupción por omisión. Por no hacer nada. Pue...