12 junio, 2012

¿Y si todo se va al carajo?

Se habla mucho de salvar a los bancos y así evitar un mal mayor, pero una duda me ha asaltado esta mañana. ¿Y si a pesar de todo se van los bancos al carajo? ¿Por qué rescatar algo que se está muriendo y si se muere nos arrastrará?
Ahora supongamos que los bancos se van al carajo (sí, solo los de nuestro país, cosa difícil). De repente perdemos nuestro dinero, nuestro futuro... ¿realmente nos quedaríamos sin nada? ¿Seguro?
Está claro que sería un caos porque llevamos siglos acostumbrados a este planteamiento y al principio esto sería la guerra (o no), pero quizá fuese el cambio que necesitamos para darnos cuenta de lo que realmente importa. En mi caso las personas, el agua y los alimentos.
Lo que ahora se me antoja necesario, como pueda ser un móvil, internet o incluso la lavadora, me planteo un futuro negrísimo y me doy cuenta que necesitaríamos más huertos, más granjas, etc para seguir adelante que cualquier otra cosa.
Eso si lo llevo al terreno alimentario, pero creo que nos debemos centrar en la producción. Dejarnos de gaitas, ni imposiciones europeas ni mierdas. Es, al fin y al cabo lo que nos haría crecer como pueblo, a la población de abajo, lo que nos mantendría a flote e incluso nos haría resurgir. Yo no sé especular, ni hacer crecer mi dinero, la gran mayoría no sabe. Pero sí sabemos producir, y al fin y al cabo, si tienes, vendes... más caro o más barato, pero vendes (sobre todo si tienes lo que la gente necesita, como pueda ser alimentos).
¿De qué me sirve a mí que rescaten a la banca española? A mí, como a la mayoría de población, de nada, si acaso para que ellos no pierdan y nos toque a nosotros pagar la cuenta. Que rescaten a las empresas que producen (no a las que especulan) que son las que ofrecen trabajo y recursos a la gente.
Ah, no, que ahí no está ni su dinero ni sus amigos (o financiadores de campañas).

Have a nice day!!
Publicar un comentario

Impunidad

Soy consciente de que no todos son corruptos, pero también soy conscientes de que permiten la corrupción por omisión. Por no hacer nada. Pue...