18 agosto, 2008

Crónica de un verano... (parte 2)

... que aún no ha terminado (ni tiene pintas de hacerlo en breve).
Por contar algo que no sea lo que me pasó contaré mis opiniones acerca de los festivales y fiestas en los que he estado.
Del SummerCase lo único que se ha salvado es el cartel que tenían, porque el resto un asco. Yo tengo decidido (y como yo, otra gente) que como no cambien de sitio o lo acondicionen allí no vuelvo, toque quien toque (y eso a mí me parece muy fuerte). Sitios deplorables para mear en casi todos los sitios, el único que se salva es el Fib, por goleada. Y eso que en condiciones normales, te parecería un sitio bastante regular, así que imaginad los demás. Lo peor de todo, en Ribadesella, durante la fiesta del Descenso, que impiden el acceso a los bares (y baños) y la gente mea en la calle (ya que las cabinas que habilitan son insuficientes y se llenan enseguida), y hay un olor insoportable y penetrante según en la calle o zona en la que estés. Para dormir (sin alquilar nada, claro), lo mejor es el Sonorama. En un parquecito con pinos, que te da la sombra todo el día, y con buena organización. No como los campos de concentración del Descenso o del Fib (por las condiciones infrahumanas de los mismos). En cuanto a recintos, el del Fib es el mejor. Casi todo asfaltado, muchas tiendas de ropa y de comida. Se levanta un poco de polvo. El del Sonorama es pequeño, pero también reune condiciones. Los escenarios a la talla de quien toca (en todo caso, Vetusta Morla en uno más grande). Los escenarios del SummerCase son pequeños, el recinto es un pedregal con piedras que se te clavan por todas partes, y un polvo que se levanta y se mete por la garganta de manera insoportable. La organización: para mí la mejor la del Sonorama. Además de conciertos en el recinto, hacen conciertos en el centro del pueblo, que se vuelca con la gente que va para allá, y no ponen malas caras sino al contrario. Lo del acceso a bodegas con choricico, morcilla y vino, un lujazo. Lo de que abran las piscinas el sábado (aunque el agua esté fría) y que el resto de días lo dejen a 2 euros es todo un detalle a tener en cuenta. El tema de la bebida, tickets, etc. también genial: un Sono, un euro. Y nada de precios desorbitados (tampoco un chollo, claro). Vasos por el suelo, que botando, estorban. Con el Fib, el tema de los vasos igual. El tema de recoger las entradas, mucho mejor. El tema de que haya tiendas de comida, ropa y tabaco, genial, así como cajeros. Que haya carpas (aparte de los conciertos) que ofrezcan diferentes tipos de música también es la leche. En el Descenso también hay bastante zonas (por bares) con diferentes tipos de música y fiesta y eso se agradece. El tema del Cesped en el recinto del Fib para tirarse en el suelo, y que haya playa cerca es genial. El precio de las bebidas en el Fib es exagerado, se pasan 3 pueblos, por lo que conviene, si se puede, pasar botellas de "estrangis". Del SummerCase en cuanto a organización me quedo con el detalle de que te alquilaban/vendían vasos por un euro (casi todo el mundo se lo quedaba, claro, por el recuerdo), y te lo rellenaban con tickets. El suelo pedregoso quedaba casi impoluto tras el paso del festival. Si hubiesen rastrillado el suelo de piedras igual hubiese sido menos inaguantable, claro que el calor y la falta de sombra y sitios para refrescarse la cabeza también influyó y bastante. Sin tiendas de ropa (sólo la oficial) y sólo un puesto enorme de Telepizza para comer (enorme, eso sí, apenas había que esperar cola).
¿Algo más que contar?
Pues no sé, que al SummerCase no vuelvo si no lo cambian de sitio, que me iría a Ribadesella cuando fuera pero que al Descenso no vuelvo si no tengo sitio donde alojarme, que repetiría Fib si sigo alojándome en un piso, pero al camping que tienen tampoco iría. Que quiero repetir Sonorama, aunque sea con camping (aunque prefiero ir de "pijeras" y alojarme en un hostal, que demonios), que la gente de Aranda es genial y muy acogedora, que la gente más cercana y acogedora que va a los festivales es la de Aranda, y la última es la de Ribadesella. Y nada más.
Bueno, sí... que me encanta el vino, las mujeres, la fiesta y los cánticos populares "tó enchuzao".
Publicar un comentario

Impunidad

Soy consciente de que no todos son corruptos, pero también soy conscientes de que permiten la corrupción por omisión. Por no hacer nada. Pue...