19 diciembre, 2006

Mi muerte

Me levantaré con las sábanas pegadas, con más sueño que otra cosa.

Me daré un baño checo* (que para quien no sepa qué es, dire que no te duchas, sino que te das agua y jabón y checho-checo, te das con agua y ala, listo).

No desayunaré, esperando hacer una parada en el trabajo.

Nada más llegar, tendré una reunión no esperada, y mi jefa me dirá que tengo que ir a hacer un recado estúpido que no me apetece hacer. Lo haré y me entretendré más de la cuenta con algo que no debiera (como ir a la tienda de comics o pararme en la zona de DVDs del centro comercial), subiré sobrepasando el límite de velocidad. Por el camino me encontraré a un gilipollas que no irá atento a la carretera (o peor aún, borracho) y me mataré.

Punto y final.

Tendré un entierro al que irá poca gente, porque entre semana pierdo el contacto social. Y el fin de semana mi familia tendrá muchísimas llamadas, porque en cuanto se entere mi círculo social, será un palo (o eso creo).

Me incinerarán (porque eso es lo que pedido), después de que me vacíen con lo que sirva, ya que quiero donar. Mis cenizas se quedarán en el salón, porque a pesar de haberle pedido a mi madre que las tire en el árbol que hay en mi jardín, la buena mujer las querrá tener cerca y tangibles.

Moriré pronto, no diré la fecha, pero supongo que antes de cumplir los 35.

Lo he hecho siguiendo el meme de Gina. Y se lo paso a Kutxi (Socio de la Soledad), Susana y Somezing.

*= La primera vez que lo oí fue a mi amigo César, pero no sé si es invención suya o no.

Audio: Beck - Everybody’s gotta learn sometimes

Publicar un comentario

Impunidad

Soy consciente de que no todos son corruptos, pero también soy conscientes de que permiten la corrupción por omisión. Por no hacer nada. Pue...