05 marzo, 2007

Jugar solo es aburrido

Sí, no descubro nada nuevo, pero como este artículo irá con el tag "mis cosas", pues se entenderá que es que hablaré sobre mis últimas experiencias con el tema.
Tengo la PS2 hace mucho tiempo, me la regaló mi hermana porque si no creo que no me la habría comprado nunca.
- Pero con lo friki que eres tú para los cacharritos, no me lo creo. - Dice un chaval en la fila de atrás.
Bueno, es cierto, tengo aparatitos de todas las clases (cámaras, pda, smartphones...), pero todos (hasta la consola) eran aparatos que tenían una utilidad más o menos definida (la del MP3 es menos clara ahora, pero cuando estaba en el autobús 3 horas diarias para ir al trabajo tenía un sentido inequívoco).
La verdad es que agradezco que su primer juego fuera uno de carácter social, el Eye Toy Play, un juego al que se puede jugar solo, pero apenas tiene emoción hacerlo.
Sí, vale, había probado otro tipo de juegos en consolas de amigos, pero rara vez pones un juego de jugar una sola persona si has invitado a gente a jugar.
Como no tenía el chip, me tenía que ceñir a los juegos originales que tuviera, y como prefiero gastar mi dinero en "eventos sociales", sólo disfruté de los juegos que iba comprando mi madre, es decir los SingStar (a los que ya he dedicado un artículo). De hecho, recomiendo que si alguien los tiene, y se va a hacer una fiesta, que los lleve, la velada gana puntos.
Bueno, como después de un tiempo no quería depender de que a mi madre le apeteciese comprar un juego y me interesaba ir probando los nuevos singstar (y alguno de otro país que aquí no se han editado también) y mi sueldo es más bien limitado (por no decir algo bajo), decidí poner el dichoso chip.
Lo primero, claro está, es bajar los singstar deseados y copiar los originales que tenían conocidos (extendí mi aficción a este juego allá por donde iba).
Tras eso, los buzz y eye toys, y luego los demás juegos... esos que son para una persona (a lo sumo dos) y hay que usar un poco el coco, y alguno de dar leches (para quitar la rabia de haber pasado un mal día). De los de dar al coco, de los normales (tipo Broken Sword) y de los anti-educativos (lease Canis Canem o Grand Theft Auto).
No puedo con ellos.
No porque estén enseñando cosas horribles como estos últimos ni porque potencien la individualidad (uno de los mayores problemas de la sociedad actual) sino porque no te diviertes lo mismo.
En mi época podías jugar a las chapas o a los coches en miniatura tú solo, pero era muy aburrido. Construir carreteras en la arena y jugar con tus amigos no tenía comparación.
Yo no le voy a decir a mis hijos (si algún día llego a tenerlos) o a mi sobrino que no usen la Play, no... pero les instaré a que usen juegos sociales, en los que te tengas que relacionar de una manera u otra (y si es de forma presencial, mucho mejor).
Al igual que el ordenador y otras cosas, ha de ser un instrumento. Y si se ve así, además ha de tener un uso adecuado (un coche o un ordenador pueden ser algo horrible si se le da un uso inadecuado o una herramienta estupenda si se le da un uso adecuado).
Si bien es cierto que ahora el ocio/tiempo libre de los chavales está demasiado organizado y/o mercantilizado (clases de informática, salones de bolas, consolas, clases de kárate, etc). El tiempo libre apenas es libre y llevar a los chavales/as al parque es algo que cada vez se da menos.
No, no critico a nadie, ya sé que ahora padre y madre han de ir a trabajar si se quiere tener un sueldo necesario para criar a un hijo/a bien. Pero eso está repercutiendo en la forma de socialización de nuestros chavales; no nos extrañemos si ahora usan más el messenger si no tienen no sólo espacios sino también tiempo para quedar con quien quieran.
Bueno, que me voy por los cerros de Úbeda... el caso es que a mí me aburren. Los pruebo, les dedico algo de tiempo, pero enseguida me aburro. Los únicos que me han conseguido enganchar algo son los anti-educativos, pero es por el morbo de hacer algo que no podría (más bien no debería) hacer en la vida real. Entiendo que estos juegos no son para menores, pero que tienen su gracia si los juegas con mente crítica. No, no me entran ganas de pegar a nadie ni tirarle bombas fétidas a los chavales después de jugar a eso, más bien estoy más tranquilo y tolero mejor las perrerías que me hacen algunos. Pero claro, yo ya tengo una mente más o menos formada y sé que eso está mal, no se lo recomendaría a un menor que no estuviese bien asesorado por un adulto (sus padres o algún educador).
Sí al singstar, sí al buzz y sí al eye toy. El resto... psé. El del Guitar Hero cuando lo pruebe (Chema lo tiene) ya os contaré.
Publicar un comentario

La policía montada del Canadá

La policía montada del Canadá montada con falda en un yak https://youtu.be/0RTZB_pzNhk