05 noviembre, 2006

Fotos NO

Siempre que oigo eso, me acuerdo del capítulo del príncipe de Bel Air en el que sale una famosa (creo que Zsa Zsa Gabor) diciendo que no la hagan fotos y a continuación posando.
Bueno, yo era de esos que no querían salir en las fotos... no sé que complejo tendría pero no me gustaba salir en ellas.
El caso es que un día (ya hace unos años), mientras una amiga enseñaba las fotos del verano, las fuimos pasando una a una, y no salía en ninguna (lógico), pero yo no hacía más que buscarme en ellas. Pensé: joder, no salgo en ninguna, ni siquiera en las de grupo. Y reflexionando me dí cuenta que siempre me buscaba en las fotos, a pesar de mi negativa a salir en ellas. Ese día todo cambió.
Ahora no paro de hacerme fotos con toda la gente que puedo y quiere (como Schindler).
El comentario de la gente, a los 5 minutos de verme es: Bueno, y la cámara dónde está?. A continuación,. cuando me ven sacarla del bolsillo sonríen. Me he convertido en el mítico "paparachi" (sí, sé que está mal escrito).
Bueno, ¿y a qué ese rollo de contar cosas sobre tí? - pensará más de uno/a.
Me he dado cuenta que el 90% de la gente que no quiere ponerse para salir en las fotos, cuando se están enseñando se buscan, y se emocionan cuando se ven en ellas. Les pasa lo mismo que me pasaba.
Si alguna/o de los que leen este blog se siente identificada/o sobre lo que acabo de contar, que reflexione... a lo mejor tampoco es cuestión de "chupar cámara" tanto como yo, pero aparecer en alguna fotillo, aunque sea de grupo, tampoco os hará mal. Es más, cuando dentro de 10 años veas las fotos, te gustará estar ahí, con el grupo, y no tendrás que decir "yo también estaba ahí", a lo que algún graciosete siempre te contestará: "sí, claro" y tengas que argumentar tu presencia.
Bueno, si eres un/a criminal buscado/a por la policía, mejor quédate en casa y no aparecerás en ninguna foto.
Publicar un comentario

La policía montada del Canadá

La policía montada del Canadá montada con falda en un yak https://youtu.be/0RTZB_pzNhk