15 enero, 2007

Envidia

Veo los blogs de Norma, Dalr, Irene, Gotomax y Blueyes y reconozco que me da envidia no haber estado allí. Pero bueno, yo no he tenido un mal fin de semana.
He tenido de todo... momentos tiernos, momentos "calientes", momentos alegres, momentos locos, momentos tranquilos... todo menos momentos tristes, así que ha sido un finde agradable.
De haber sabido que se iban a utilizar mis minibanner (o al menos, con más tiempo), me hubiese currado algunos mejores. Pero mira, veo que se acordaron de mí, y eso para mí ya significa mucho.
Como luego me dicen que, o no pongo posts o hago 3 o 4 al día, aprovecharé para decir todo lo que quiero en este mismo post (si puedo y no me surge nada nuevo, claro).

La canción del verano.
Como ya he comentado en mi fotolog, estoy haciendo publicidad de un anuncio. Entre otras cosas porque estoy seguro de que si se le da el efecto de publicidad viral (al que estoy contribuyendo, lo sé), esta canción va a pegar fuerte, como los anuncios de la ONCE: "Tú me das cremita" y "Tengo gambas, tengo chupitos".
Sé que voy a oír en más de una ocasión el "Claro que te clavo la sombrilla".

Cuidarse v.3.0.
Lo prometo, esta vez me iba a casa "pronto" (si entendemos por pronto las 6 de la mañana). Ya se había pasado toda la juerga, la música que estaban poniendo "apestaba" bastante y me dolía un poco la espalda (por no mencionar algún bostezo que otro). Llevé a Sonia a su casa (también estaba cansada) y me fui a la mía.
Cuando me faltaban 50 metros para llegar, despues de 11 kms sacando fotos a la carretera de noche (en un experimento fotográfico algo extraño), me llama Andrinete, que se ha dejado la cazadora, con las llaves de su casa en mi coche. Como no es cuestión de dejarle en la calle (y mucho menos a esas horas), decido volver (porque hay que "tirarse el rollo" por más que te fastidie). Le digo que donde quedamos y me dice que en el Saudade. Para los que me hayan leído anteriormente, sabrán que ahí es donde me comí la hamurguesa con lambrusco la otra noche. Esta vez dije que algo más pequeño... que iba a desayunar (porque al final eran las siete menos cuarto) unos huevos fritos con bacon (un desayuno a la inglesa), y eso que apenas había bebido (me dió por ahí).
No pensaba yo que tenía tanto hambre, pero al final sólo dejé parte de la ensalada (especialmente el tomate, jejeje).
Bueno, para todos/as las que habeis empezado la dieta como propósito de año nuevo (o por otras razones), la foto os estará martirizando, y razones hay. De nuevo estaba buenísimo.
Me gusta cuidarme bien, ya lo quemaré haciendo ejercicio.
Sin embargo, mis amigos volvieron a la tradicional hamburguesa y lambrusco (está muy buena, pero cambiar también se agradece). Se las comieron en un abrir y cerrar de ojos, ante mi mirada incrédula).Yo, que no quería quedarme a dormir en Alcalá (ya lo había hecho la noche anterior con un ciegal tremendo), me pedí una cocacola (aunque el lambrusco me llamaba a gritos, el joío). Nos reimos de nuevo mucho, y me volví dándome en la cara, no sin antes pasarnos por Alcalá Comics a comprar un par de tomos de Batman (para rematar la faena).
Publicar un comentario

Impunidad

Soy consciente de que no todos son corruptos, pero también soy conscientes de que permiten la corrupción por omisión. Por no hacer nada. Pue...